Kinesiólogo se sumó a trabajo de la Escuela de Deportes Municipal

Desde hace un tiempo, en nuestra comuna se trabaja fortaleciendo el desempeño de la Escuela de Deportes Municipal, por la importancia que tiene para el desarrollo integral de sus alumnos. Esta hoy cuenta con diez disciplinas: canotaje, atletismo, fútbol, básquetbol, vóleibol, taekwondo, gimnasia rítmica, ajedrez, tenis y hándbol. Quienes tienen a su cargo estos deportes son personas capacitadas y con experiencia. Este año, se han sumado dos profesionales al trabajo técnico de esta escuela: un preparador físico y un kinesiólogo, esperando contar pronto con un nutricionista y quizás un psicólogo deportivo.

Para conocer el rol que le cabe al kinesiólogo, es que se sostuvo una conversación con Bastián Merino, joven lajino que hoy vuelve a su ciudad aportando en este ámbito de la medicina deportiva, como es la kinesiología. El profesional nos comenta que cada disciplina deportiva tiene características distintas, por lo tanto las patologías que se presentan en los deportistas varían; así en el canotaje las mayores lesiones se suelan presentar en la columna vertebral.

Según él, no es la idea que el día de mañana tengamos jóvenes llenos de medallas, pero con los discos intervertebrales dañados. Y esto puede ocurrir con todos los deportes, agrega. Es importante prevenir que aparezcan ese tipo de trastornos, y que esas lesiones pequeñas, a la larga se transformen en enfermedades crónicas, como discopatías, hernias, artrosis precoz, entre otras tantas.

Por ahora, cuenta Merino que está trabajando en la rehabilitación de lesiones ya pesquisadas en niños y jóvenes. Hay tendinitis y sobrecargas musculares, mayormente. Y en eso está por estos días trabajando diariamente con sus pacientes. Pone por ejemplo, si hay un niño con sobrepeso, hacerlo trotar no es compatible, vale decir es incompatible con una buena salud o praxis del deporte, entonces en ese caso lo primero que hay que intervenir es el sobrepeso y después rehabilitarlo y acondicionarlo físicamente. Ahí entra el preparador físico que también es parte del equipo. Importante hacer notar que el Departamento de Educación espera pronto sumar a un nutricionista, para ver el tema de la correcta alimentación y problemas de sobrepeso.

Merino comenta que se siente orgulloso de ser parte de este trabajo, mencionando que hasta el momento son pocas las municipalidades o escuelas de deportes que tienen integrado un kinesiólogo, y un preparador físico y otras especialidades, como ocurre acá en Laja, para hacer un complemento perfecto en el trabajo deportivo de los estudiantes. Se entiende que es un gran esfuerzo que se hace por parte de la autoridad comunal, tanto del alcalde Vladimir Fica y la dirección del DAEM. Se ha creado un quipo para trabajar con los deportistas, espera que se pudiera sumar un psicólogo deportivo. El gran énfasis que se le da a esto es por que se trabaja con niños y jóvenes, cuyos organismos están en desarrollo, en formación, su musculatura y su estructura ósea.  Si estos niños desarrollan actividad física de manera inadecuada, lo más probable es que después sufran las consecuencias con lesiones ya crónicas e irreversibles, alejándolos de la práctica deportiva.

“La idea ahora es evitar, los entrenadores que trabajan con los chicos son todos expertos en sus especialidades, entonces nosotros venimos ahora a poner la parte un poco más técnica, para perfeccionar aún más el buen trabajo que se vienen realizando y evitar los casos que se escapan y generan lesiones”, señala.

Entrega una recomendación que le ha de servir al deportista como a su familia: El dolor es siempre frecuente en la actividad deportiva, sobre todo cuando se exige mucho al joven. ¿Cuándo hay que preocuparse por ese dolor? Cuando el dolor se hace persistente, y está día y noche presente en el deportista, y ya no le permite entrenar con normalidad. Esa es una alerta, algo no está bien, hay que solicitar ayuda médica. Todos los entrenamientos acá están muy bien diseñados, por algo se han obtenido los logros  que hay a la fecha, sin complicaciones mayores de salud.

Lo anecdótico es que por parte de los estudiantes y deportistas, muchos nunca se habían tratado con un kinesiólogo, lo han tomado con curiosidad, hoy ya saben y vienen cuando les duele algo de inmediato a preguntar, eso les da tranquilidad a ellos y sus familias, y ayuda a fomentar la práctica deportiva teniendo la asistencia de otros profesionales.

Por último el profesional comenta que está en el área de la kinesiología que más le gusta, que es la deportiva, y que es un orgullo además trabajar en su comuna donde creció y hoy puede devolver en parte a su ciudad.

Compartir