Colegios lajinos reciben recursos para adecuar su infraestructura en el retorno a clases presenciales

En el marco del proyecto propuesto por el gobierno “Yo Confío en mi Escuela” dos establecimientos de la comuna recibirán aportes para poner en condiciones sus instalaciones en la vuelta a clases.

Se trata de la escuela Andrés Alcázar y la escuela Nivequetén, que contarán con sensores de temperatura y lavamanos autónomos, además de otras modificaciones como instalación de cerámicas en pisos y muros. Todo esto con el fin de optimizar las condiciones sanitarias en su infraestructura.

En la visita realizada a las dependencias de cada escuela, participó el seremi de Educación (S) Carlos González, para constatar en terreno los espacios que serán reacondicionados. En este contexto, la autoridad destacó la participación de establecimientos del Biobío en el programa: “La región recibió cerca del 11% de los recursos destinados a nivel nacional, con montos que oscilan entre los $25 y los $50 millones. Todas estas medidas apuntan a enfrentar de buena forma el retorno a clases presenciales, cuando las condiciones sanitarias así lo permitan”.

La iniciativa, financiada por la Dirección de Educación Pública (DEP), entregará recursos en la región del Biobío por un total de $1.466 millones, beneficiando a cerca de 20 mil alumnos, mientras que, a nivel nacional, la inversión total superó los 13 mil millones de pesos.

Compartir